Crisis Yerbatera: la voz de los pequeños productores de Misiones

Pequeños y medianos productores yerbateros misioneros llegaron a la Ciudad de Buenos Aires para realizar una manifestación en el centro porteño. Bajo la problemática de los precios, el peligro que representa la importación de yerba mate de Paraguay y Brasil, y la falta de un rumbo del Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM).

Entre los asistentes se encontraba Julio Peterson, subsecretario de Asuntos Yerbateros de Misiones, quién nzó una alarma sobre la crítica situación que atraviesa el sector de la yerba mate en la región. «Cada día que pasa, los pequeños productores están más desesperados, y los trabajadores más empobrecidos», afirmó Peterson en una reciente declaración.

Desde diciembre, la situación se ha deteriorado drásticamente. «En un paquete de yerba no solo hay hojas, hay esperanza, ilusión y sueños. Pero, con el sistema actual, donde nos quitaron la potestad del INYM y la Nación no nombra un presidente, nos sentimos atropellados en nuestra propia casa», explicó.

Falta de Respuesta del Gobierno Nacional

El subsecretario cuestionó la falta de respuestas claras del gobierno respecto a estas decisiones. «Nos dicen que es para modernizar, pero parece que modernizar significa dejar a la deriva a casi 58.000 familias, beneficiando a unas pocas grandes industrias que monopolizan el sistema económico», denunció Peterson.

Los productores se enfrentan a condiciones económicas adversas, con el precio de la yerba mate cayendo de 370 a 250 pesos. Además, los términos de pago se han vuelto insostenibles, con plazos de hasta 120 días. «Si no cosechamos ahora, perdemos la cosecha y tenemos que esperar hasta marzo del año próximo», explicó.

Impacto de las Importaciones

Peterson también destacó la competencia desleal generada por la importación de yerba mate de Paraguay y Brasil. «La yerba importada no solo es más barata, sino que también tiene serios problemas de calidad. ¿Quién está verificando que no contenga metales pesados?», preguntó.

El año pasado, la mitad de las cargas de yerba mate provenientes de Paraguay fueron rechazadas por mala calidad. Sin embargo, ahora parece que entra sin control, afectando la capacidad de los productores locales para vender su producto. «Las grandes industrias compraron yerba importada antes, y ahora nos exigen venderles la mejor calidad a precios mínimos», explicó Peterson.

Llamado a la Acción

Representantes del sector han llevado sus reclamos al gobierno nacional, con reuniones en la Casa de Gobierno. «Los productores están desesperados, algunos han llorado en las reuniones pidiendo ayuda. Necesitamos que se nombre un presidente para el INYM y que se nos devuelvan las facultades para proteger a los pequeños productores», urgió Peterson.

Apoyo de la Provincia

La provincia de Misiones ha mostrado su apoyo a los productores. «El gobernador y el ministro Facundo Sartori han pedido suspender las importaciones y establecer precios justos, pero necesitamos más apoyo del gobierno nacional», subrayó Peterson.

Futuro Incierto

Peterson concluyó resaltando la necesidad de una intervención inmediata para evitar un colapso total del sector. «Esperamos que el gobierno actúe antes de que sea demasiado tarde. La yerba mate no es solo un cultivo, es el sustento de miles de familias», afirmó.